Cómo mantener tus plantas saludables



El bienestar de la parte invisible de su cultivo, las raíces, es tan crucial para la salud general de la planta. De hecho, los problemas en el sistema de raíces a menudo pueden ser la causa de la reducción del rendimiento o la pérdida de plantas en los jardines interiores. En los sistemas hidropónicos, una enfermedad en el sistema de raíces de una planta puede propagarse rápidamente por todo el cultivo, ya que todas las plantas comparten la misma solución de reciclaje de nutrientes. En este caso, la vigilancia diaria es clave para mantener bajo control los nuevos problemas. Entonces, ¿qué está pasando en las raíces? Estos tejidos fibrosos que alimentan agua, nutrientes y oxígeno a la planta están compuestos principalmente de celulosa, hemicelulosa y lignina. También son responsables de proporcionar estabilidad física a la planta. Con demasiada frecuencia, la parte de oxígeno de estas funciones se pasa por alto y ahí es donde los problemas pueden comenzar rápidamente. Al igual que nosotros, las plantas sufrirán y morirán mucho más rápido sin aire que sin agua. Tener el equilibrio adecuado en su sistema, independientemente de si es hidropónico o del suelo, es vital.

Únase a miles de otros productores que ya están recibiendo nuestro boletín mensual. Las raíces sanas deben crecer continuamente: a medida que las raíces más viejas mueren, las nuevas toman su lugar. Un sistema de raíces saludable tendrá muchas cuerdas nuevas de aspecto peludo blanco en todas partes. A medida que maduran, crecen en tamaño, y a menudo modifican su color y pierden una gran cantidad de furridad que es clave para la absorción de nutrientes. Por eso es tan importante el ciclo de vida-muerte dentro de las raíces; cierta cantidad de muerte de raíz es apropiada y es parte del jardineros en Puebla proceso de regeneración. No confunda una cantidad normal de muerte con un signo de enfermedad. Sin embargo, si tiene el hábito de observar estas cosas de manera rutinaria, podrá reconocer cuándo algo está apagado. Como tal, no haga demasiados cambios con demasiada frecuencia; nunca te acostumbrarás a cómo deberían ser las cosas. La temperatura del sistema radicular ciertamente puede tener un gran impacto en su salud: el rendimiento se verá afectado incluso si no hay otros efectos visibles. Además, cuando la temperatura fluctúa demasiado, puede aumentar la probabilidad de enfermedad.

El oxígeno, como se mencionó anteriormente, es un jugador importante en la salud de las raíces de la planta. En el suelo, la falta de oxígeno sofoca las bacterias beneficiosas y promueve variedades dañinas. Cuando una solución de suelo o nutrientes se vuelve anaeróbica (sin oxígeno suficiente), la enfermedad de la raíz o la pudrición comienza rápidamente y el sistema de raíz se apaga. Cuando esto sucede, la planta no absorbe agua y puede parecer que la planta se está secando. Entonces, pregúntese: ¿hay material orgánico en descomposición en la solución nutritiva? ¿Hay demasiadas plantas compitiendo por el suministro de aire? Por supuesto, las técnicas requeridas para suministrar oxígeno adecuado a las raíces varían según el tipo de sistema. Los métodos incluyen tener una bomba de aire confiable y adecuada, asegurándose de que sus bandejas estén inclinadas para un buen drenaje, asegurándose de que su maceta tenga agujeros de drenaje adecuados y no riegue con demasiada frecuencia. También hay oxigenadores químicos que puede comprar para ayudar a suministrar una cantidad adicional de este elemento precioso a la solución nutritiva. La alimentación es lo siguiente a considerar.

Demasiada mayoría de los nutrientes pueden ser tóxicos para las plantas. Por lo tanto, lea cuidadosamente la etiqueta del fertilizante que usa y evite combinar diferentes nutrientes a menos que indiquen que esto es aceptable. Por ejemplo, agregar un fertilizante con nitrógeno a uno que ya tiene una cantidad saludable de nitrógeno puede sobreestimular o matar las plantas. Si desea aumentar el nivel de un nutriente para su cultivo, intente hacerlo más gradualmente. Por otro lado, recuerde que olvidarse de fertilizar sus plantas dará como resultado una pérdida de rendimiento, si no la pérdida de plantas enteras. La vida microbiana dentro de su entorno de raíz es clave para ayudar a sus plantas a aprovechar al máximo los nutrientes que le da. Estas bacterias y hongos convierten los nutrientes que suministra en una forma que las plantas pueden absorber y absorber. Sin ellos, todo el proceso se detiene. Estos microbios beneficiosos y saludables no solo ayudan a alimentar su planta, sino que también luchan contra los patógenos dañinos. Entonces, obviamente, hay una serie de problemas importantes para mantener saludables los sistemas de raíces de su planta, pero ¿hay otras áreas en las que pueda influir o controlar para obtener plantas más saludables?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *