Cuidando un huerto

Puedes obtener una gran sensación de logro plantando tu huerto, pero ten en cuenta que tus labores no terminan cuando las semillas están en el suelo. Incluso un pequeño jardín de tomates y calabazas requiere una cierta cantidad de tiempo y cuidado. Las verduras que tienen que competir con las malezas por agua y nutrientes se vuelven frágiles y enfermizas; las malezas también pueden albergar enfermedades y plagas de insectos. Estos artículos le mostrarán cómo mantener un jardín limpio y saludable. El resultado final será excelentes verduras, así como una sensación de logro. Algunas plantas vegetales, particularmente los tomates, necesitan apoyo adicional para crecer bien. Las estacas, las jaulas y los sistemas de enrejado pueden ayudar a estas plantas a crecer altas y fuertes, apoyando plantas saludables y una buena cosecha. Las malezas roban el agua y los nutrientes de sus plantas vegetales, por lo que es muy importante mantenerlas a raya. La mejor manera de eliminar las malas hierbas es cortar la parte superior de la hierba a nivel del suelo; puede que tenga que repetir esto varias veces, pero eventualmente la hierba morirá.

Los acolchados orgánicos e inorgánicos pueden mejorar la textura de su suelo y ayudar a mantener las malezas bajo control. Hay muchos tipos de mantillo para elegir. Debe tener cuidado al aplicar mantillos para asegurarse de no dañar sus plantas vegetales en el proceso. Si la lluvia por sí sola no le da a sus plantas suficiente agua, deberá considerar las opciones de riego. Existen varios métodos de riego que pueden brindarle una solución fácil para mantener sus plantas regadas y saludables. Después de la cosecha de otoño, es hora de acostar el jardín para el invierno. Preparar su jardín al final de la temporada facilitará la puesta en marcha de su nuevo jardín la próxima primavera. Las plagas del huerto pueden destruir su cosecha, robándole la cosecha que tanto jardineros en Puebla le costó ganar. Existen muchos métodos que puede usar para detectar y eliminar las plagas del jardín. Los diferentes tipos de plagas de huertos atacan diferentes plantas y pueden variar desde molestias menores hasta problemas mayores. Identifique y elimine estas plagas lo antes posible para proteger su jardín de daños. Su huerto necesita lo básico: luz, agua, buen suelo y clima cooperativo. Pero hay pasos adicionales que puede tomar para ayudar a garantizar un jardín saludable y una cosecha abundante. ¿Quieres más información sobre huertos? Huertos: descubra todo lo que quería saber sobre la horticultura. Verduras: elija sus verduras favoritas para plantar en el jardín del próximo año. Cuidado del jardín: aprenda aún más sobre el cuidado de su jardín.

¡Cuando se trata de rejuvenecer el suelo y la salud de su jardín, es difícil vencer el poder de un cultivo de cobertura de jardín de otoño! Entonces, ¿qué es exactamente un cultivo de cobertura de jardín? Es la plantación de un cultivo de granos o leguminosas con el único beneficio de devolver nutrientes al suelo. Las opciones de cultivos de cobertura como el trébol, el centeno de invierno (cereal) y el trigo sarraceno en realidad devuelven nutrientes al suelo a medida que crecen. En lugar de la cosecha, un cultivo de cobertura se devuelve al suelo (para jardines tradicionales arados o labrados), o se deja morir y luego se planta en jardines sin labranza. De cualquier manera, ¡los beneficios de un cultivo de cobertura de jardín de otoño son increíbles! Aquí hay un vistazo rápido de cuántas maneras un cultivo de cobertura puede ayudar a impulsar su jardín a nuevas alturas. Un cultivo de cobertura de jardín de otoño es una de las mejores formas de proteger el suelo de la dureza del invierno. La lluvia, la nieve y el viento pueden causar estragos en un jardín desprotegido. Puede erosionar la capa superior de tierra, dejando su jardín menos productivo año tras año.

Pero un cultivo de cobertura cubre el jardín en una exuberante y protectora capa de crecimiento. Mantiene el suelo en su lugar y mantiene a raya la furia del invierno. Mientras que un cultivo de cobertura protege el jardín de la erosión, también lo protege de las malas hierbas. El suelo desnudo es una invitación abierta para soplar semillas de malezas para encontrar un hogar en el jardín. Pero la gruesa capa de un cultivo de cobertura mantiene alejadas estas semillas no deseadas. ¡Eso significa menos malezas para lidiar con la temporada de jardinería del próximo año! El sistema de raíces de un cultivo de cobertura crece profundamente en el suelo debajo. A medida que crecen, ayudan a romper y aflojar la estructura del suelo debajo del suelo. Esto, a su vez, facilita mucho el crecimiento y la expansión de los cultivos de hortalizas del próximo año. Y una estructura de raíz saludable significa una planta vegetal saludable. El nitrógeno es crítico para el crecimiento de hortalizas de jardín como tomates, pimientos y maíz. Sin ella, las plantas vegetales simplemente no pueden crecer y producir.

Etiquetas: ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *